La iluminación: clave para mejorar la sostenibilidad de obras arquitectónicas

8c219f6703b6737b_0185-w618-h411-b0-p0--nordico-salon

Todos conocemos el hecho de que en los edificios, los primeros pisos tienen una cantidad más reducida de luz que las viviendas más elevadas, lo que se traduce en un aumento de la factura de eléctricas. También es cierto que los pisos más altos tienen un precio superior, a veces inaccesible para determinadas familias. Por tanto, las alternativas era estirar el bolsillo al máximo para conseguir una altura considerable o conformarse con pisos más bajos y aumentar el uso de luz artificial.

Sin embargo, las casas unifamiliares responden a otros cánones y estándares de iluminación, pudiendo experimentar todo tipo de alternativas para poder aumentar la cantidad de luz natural. La luz natural en interiores no solo funciona como un medio de ahorro, de mejora de la salud del ocupante o habitabilidad del espacio, sino que supone un valor añadido notable para la vivienda. La luz es un elemento más del diseño de nuestra vivienda y hay que tenerla muy en cuenta a la hora de la construcción, pues una buena iluminación nos podrá evitar gastos innecesarios además de mejorar considerablemente el estado anímico de los habitantes. La percepción y eficiencia, unidos de la mano pueden ser el perfecto aliado para una arquitectura coherente y sostenible con una luz natural que reivindique su estatus.

9-formas-de-hacer-que-tu-casa-se-vea-mas-grande-8

En las viviendas unifamiliares, se pueden llevar a cabo diferentes medidas que aumente la entrada de luz natural y la alargue durante más tiempo del habitual. La orientación de la casa es un aspecto fundamental. Cuando se construye una vivienda antes se ha estudiado el entono y se ha estudiado en detalle su situación geográfica para prevenir cualquier tipo de problema. También se puede tener en cuenta por donde sale el sol y donde saldría más rentable colocar las ventanas que den a los espacios más importantes de la casa.

La distribución espacial también es un factor que afecta a la cantidad de luz que fluye por el interior. Es de esperar que una estancia compartimentada, con muchas paredes que separes unos espacios de otros recibirá menor cantidad de luz que aquellas que disfrutan de un espacio abierto. Para mejorar este aspecto se pueden derribar muros o bien crear estructuras con cristales opalinos transparentes u opalinos que funcionen como cerramientos. De esta forma se sigue dividiendo el espacio pero manteniendo una gran cantidad de luz.

greenliteheeswijkbinnen-_-1458556439tn

Por otro lado, el uso de grandes ventanas que favorezcan el paso de luz al interior aumentará el valor de la vivienda, aunque hará disminuir un poco el concepto de privacidad. El uso de amplios ventanales potenciará la iluminación natural tanto en paredes como en techos. No obstante, siempre hay que realizar un buen sellamiento de este tipo de aberturas, sobre todo si se tratan de lucernarios o claraboyas en el techo, pues pueden producir goteras, filtraciones o fugas de calor que harán aumentar el gasto en electricidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s